¿Qué es el Reiki? ¿Cómo puede ayudarme?

Las Terrenas. © 2013 Carolina Luciano

¿Tienes alguna condición médica y quieres sentirte mejor mientras continúas con tus tratamientos?

¿Te consideras saludable pero el estrés, las excesivas responsabilidades y el ritmo de la vida diaria hacen que sufras de insomnio, no te nutras lo suficiente o te sientas agitada/o?

¿Te gustaría sentirte más en control de tu salud y tu espiritualidad, reconectarte con tu esencia, hacer las paces con tu vida?

Quizás has sufrido un cambio brusco: divorcio, pérdidas familiares o materiales u otra situación traumática. Te falta el aire y no recuerdas cómo eras antes ni lo que deseas hacer ahora.

Vivimos en tiempos desafiantes. Es mucho lo que se espera de nosotras y, más aún, lo que esperamos de nosotras mismas. Hay cuentas que pagar, niños que criar, proyectos que desarrollar, dietas que hacer, libros que leer y una larga lista de cosas que se suponen nos harán mejores, más sabias, más sexy, más rápidas, más eficientes… y el día solo tiene 24 horas.

Intuyes que la Vida puede ser de otra manera. Que debes encontrar tu centro de nuevo, y desde ahí actuar.

El Reiki puede ayudarte.

Originario de Japón, es un sistema de sanación y desarrollo espiritual que nos equilibra en todos los niveles: físico, emocional, mental y espiritual. Se practica colocando las manos con suavidad en diversas partes del cuerpo o ligeramente por encima de éste. Quien recibe está acostada o sentada, completamente vestida.

La mayoría de la gente, al recibir un tratamiento de Reiki siente una disminución en sus niveles de ansiedad, poco a poco la mente se calma, la respiración se hace más fluída y lenta, las ideas se aclaran, a veces,  se duerme profundamente.

Una persona bondadosa, en un momento de oscuridad, me indicó un lugar “alto” desde donde se veía una pequeña luz; allí, me dijo, se encuentra una mujer que repara pétalos de flores maltratadas, alas de mariposas quebradas y quita vendas de los ojos… Subí entonces las escaleras y entre música, sonidos, colores y esencia de naturaleza entré a mi cuarto iluminado. Reiki fue la palabra y la experiencia propicia para el curarse desde sí, de manera natural, sin grandes afanes y con respeto al ser y a la maravilla de saberse unido entre todos y con el todo. ¡Mil gracias Carolina!!

Liz Báez

En el Reiki todo está bien, es una energía dirigida espiritualmente y tiene su propia sabiduría por lo que las sensaciones en los tratamientos varían. Sin embargo, la relajación profunda es casi siempre una constante.

En el proceso de equilibrar tu sistema, el Reiki despierta las capacidades naturales de tu cuerpo de sanarse a sí mismo, para llevarte a ese estado de armonía interna que es tu verdadera naturaleza. Los beneficios pueden ser sentidos desde la primera sesión, pero sus efectos aumentan mientras más constantes seas con tus tratamientos.

El Reiki es seguro

No tiene efectos adversos. Es seguro y conveniente de aplicar en cualquier circunstancia, edad o momento de la vida. El Reiki no interfiere con ningún tratamiento médico, ya sea convencional o alternativo, que estés recibiendo. Al contrario, agiliza los procesos de sanación y ayuda a contrarrestar los efectos secundarios que pueden tener ciertos fármacos.

 

Después de nuestro trabajo juntas siento más alegría y serenidad, mejor sueño, más flexibilidad conmigo misma…
¡Me encanta todo! los olores, la música, los colores, las texturas…
Berenice Pacheco S. 

 

Beneficios

Inofensivo,  práctico, eficiente y compatible con cualquier otro tipo de terapia, el Reiki es una invitación al bienestar en todos los aspectos de nuestra vida.

Algunas personas vienen a hacerse sesiones de Reiki porque están pasando por situaciones de salud delicadas: dolores crónicos, enfermedades del corazón, cáncer, diabetes, traumas, fatiga, infertilidad, anorexia, bulimia, HIV, depresión. Otras, vienen a la consulta para profundizar en sus procesos espirituales, buscando una forma sencilla y práctica de reconectarse consigo mismas, de manejar el estrés, buscando nuevos niveles de auto aceptación y confianza.

El Reiki puede ayudar en una amplia gama de desarmonías ya que no trabaja sobre éstas directamente, sino que va a la causa. Desde allí restablece el orden interno, elevando la energía vital del cuerpo para que nuestro sistema funcione de forma adecuada y haga lo que está diseñado para hacer: sanarse a sí mismo. 

Las personas que han recibido Reiki reportan muchos beneficios. Algunos son:

  • Mayor claridad mental.
  • Mejora la autoestima.
  • Disminuye el ritmo cardíaco.
  • Ayuda a disminuir las conductas destructivas o adictivas.
  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • El insomnio desaparece.
  • Aumenta las defensas mejorando nuestro sistema inmunológico.
  • Revitaliza, eliminando el cansancio físico y proporcionando energías renovadas.
  • Libera bloqueos emocionales.
  • Agudiza nuestra intuición.
  • Aumenta la capacidad de concentración.
  • Despierta la creatividad.
  • Mejora la digestión.
  • Acelera los procesos de recuperación luego de procedimientos quirúrgicos.
  • Disminuye los efectos de la quimioterapia.
  • Ayuda en procesos de muerte, duelo, transición.

Reiki y tú

Para recibir una sesión de Reiki no necesitas nada en especial. Puedes hacer una cita directamente  enviándome un email. Mi consulta está ubicada en Santo Domingo, R.D.

Uno de los mayores regalos del Reiki es su sencillez y la facilidad para aprenderlo. Entérate aquí de los próximos cursos de Reiki que impartiré en Santo Domingo.

 

vector copia